El Rinoceronte: cartelería para una obra especial

Si alguno no se ha leído o ha visto este montaje, se lo recomiendo. Está dentro del teatro del absurdo y cuenta cómo en un pueblo las personas se convierten en rinocerontes.

Esto da lugar a muchas interpretaciones, pero la idea con el cartel era transmitir esa sensación de gente hecha en serie, sin personalidad, sin dudas, que arrollan al que no es como él.

Jugué con los grises para representar esa monotonía y el naranja para simbolizar el dinamismo y la energía del que va a contracorriente.

Por supuesto, el programa de mano tenía que tener un cuerno... Así que busqué un troquel adecuado y ¡tachán! He aquí el resultado.

 

rino11
montaje-rino