Estandarte: renovación de su dragón

En Estandarte tenían una imagen de marca bastante obsoleta, ya que llevaban años sin cambiarla. Me comentaron que querían algo nuevo y fresco, pero manteniendo la esencia del logo, que era un dragón.

Me decanté por darle forma recordando a los origami, ya que es un arte lúdico pero que requiere mucha precisión (igual que los eventos de la empresa).

También creamos una paleta de colores para identificar cada área de la empresa: eventos, comunicación y formación.

Fue un trabajo global, que incluyó diseñar un manual de aplicación de marca, elementos de papelería, página web, publicidad y un largo etcétera.

 

estandarte-logo
montaje-estandarte-logo